Publicado el 03/09/2011

La experiencia analítica y el pase

La experiencia analítica produce una metamorfosis del sujeto. A la entrada está el síntoma como padecimiento, como pregunta, y a la salida el síntoma como nombre propio, como sello singular del sujeto.

El pase se anuda a la experiencia analítica y Lacan lo inventa para verificar o no la emergencia del deseo del analista al final de la cura.

A lo largo de su enseñanza, Lacan mostró su preocupación por la transmisión de la experiencia analítica y por sus efectos para el avance del psicoanálisis. El pase es el dispositivo que Lacan inventó para permitir que la experiencia singular del análisis, a partir del procedimiento del pase pueda ser puesta a circular haciendo avanzar el psicoanálisis y contribuyendo a una producción de saber nuevo del discurso analítico.

Las personas que durante este curso intervendrán en el Seminario Escuela han participado en el dispositivo del Pase, ya sea como pasadores, pasantes, miembros del Cartel del Pase. Esperamos que este Seminario que comienza su andadura itinerante en Vigo, para continuar en Barcelona, Madrid, y terminar la última sesión en San Sebastián nos permita trabajar sobre las cuestiones que atañen al psicoanálisis y a lo singular de la experiencia.

El síntoma como sello propio al final, Cora Aguerre

La buena hora del síntoma, Sol Aparicio

El después de los fines de análisis, Ana Martínez

El pase y la prueba de la Escuela, Albert Nguyên

Transferencia // Acto, Cora Aguerre

Tres nombres, Bernard Nominé

L/a l’être: trait d’humanité?, Lydie Grandet

Del atravesamiento fantasmático al sínthoma: ¿segunda vuelta?, Clotilde Pascual